¡UN STADIUM PREFERENTE!

El Avilés Stadium ya es equipo de Regional Preferente. Los blanquiazules se impusieron por 4-0 al Llaranes certificando el campeonato de grupo y el ansiado ascenso de categoría en un partido dominado de principio a fin y en el que Radamés, Wisi, Michu y Pablo fueron los goleadores. Unos 400 espectadores apoyaron al equipo, pese al temporal de viento y lluvia, demostrando, una vez más, que Santo Domingo se queda pequeño para la masa social que arrastra el club.

Fotografía de Sergio López

Hubo que esperar a la penúltima jornada de campeonato para cumplir con el objetivo debido al buen hacer de un gran rival como fue el Luarca, pero el desenlace a una temporada con números de ensueño no pudo ser mejor. El Avilés Stadium ató el ascenso ante el Llaranes en un partido excelso, que los blanquiazules dominaron con paso firme. Bajo un gran tromba de agua, Radamés abrió el marcador a los nueve minutos de juego. Tras el descanso, Wisi puso tierra de por medio. Antes de que Michu y Pablo redondeasen la tarde en los últimos minutos de partido. El pitido final del árbitro desató la alegría en el campo y en la grada. El ascenso ya era una realidad.

El Stadium salió dominador al partido clave de la temporada. Con la intención de imponer pronto su ley ante un Llaranes que ya no tenía opciones en la tabla. Pablo, que volvía a la titularidad una vez superadas sus molestias de rodilla, fue el primero en probar suerte ante los que fueran sus compañeros hasta el año pasado. Su tímido disparo fue atrapado sin problemas por Miguel.

Fotografía de Sergio López

Apenas un minuto después, el Avilés Stadium iba a poner cuesta abajo el partido adelantándose en el marcador. Fue tras una gran jugada colectiva que inició Wisi por la derecha, el delantero cedió de tacón para Jorge Castro cuyo centro al área encontró a Radamés que, de primeras, envió el balón a la escuadra.

El 1-0 le valía al Stadium para asegurar el ascenso, independientemente de lo que sucediera en Luarca. No obstante, los blanquiazules, muy cómodos sobre el campo, siguieron buscando ampliar la renta. Pudo caer el segundo tras un gran centro de Pablo que encontró a Jorge Castro en el área, el mediapunta remató ante la salida del portero pero el balón no encontró portería por poco.

Dos minutos después, un centro de Bastida tras una falta desde el costado izquierdo fue cabeceado por Marcos por encima del larguero.

El Stadium, muy intenso, volcaba el juego sobre la portería de Miguel. Superada la media hora de partido, Wisi sacó un falta vertical sobre la portería del Llaranes, el meta despejó, en el rechace Rada se volvió a encontrar con Miguel y, en un segundo rechace, Pablo disparó desviado pero el balón golpeó en un defensa y cerca estuvo de introducirse en la portería.

La única reacción del Llaranes llegó en el tramo final de la primera parte. El exjugador blanquiazul Willy recibió un balón en largo, lo bajó ante Rubén Alonso y su remate a la media vuelta se marchó por encima del larguero.

Tras el paso por los vestuarios, el Stadium iba a lograr el segundo al poco de la reanudación. Wisi recogió un rechace dentro del área y su zurdazo de volea raso se coló por debajo de Miguel.

El Stadium no cesó en su empeño de satisfacer a los centenares de aficionados que se congregaron en una inapacible tarde, en la que la lluvia quiso eclipsar el protagonismo del equipo. La salida de Michu al terreno de juego espoleó aún más a los blanquiazules que por su banda hicieron mucho daño al Llaranes.

Fotografía de Sergio López

A quince minutos del final, David Alejandro cabeceó al larguero un centro de Bastida. Un minuto después, Miguel probó suerte desde la frontal, pero su disparo salió por encima del larguero.

En una de las arrancadas de Michu por la izquierda puso el balón al área y Miguel, de nuevo incorporado al ataque, remató a la media vuelta al alimón con un defensa, el balón salió a córner rozando el palo izquierdo de la meta visitante.

Precisamente Michu iba a hacer el tercer gol a pocos minutos del final tras empujar el balón al fondo de la red después de que Pablo regatease al portero.

A punto de expirar el partido, el propio Pablo ponía la guinda al ascenso definiendo con clase tras un pase en profundidad de Marcos. Era el 4-0. Tras él, pitido final y locura desatada sobre el césped.

Lo que minutos antes era un terreno de juego se convirtió en el escenario donde los jugadores del Avilés Stadium dieron rienda suelta a la euforía. El objetivo estaba cumplido y se había conseguido con nota. Los cánticos y los manteos dieron el pistoletazo de salida a lo que fue una celebración “de campeonato” y que se prolongó durante horas. ¡Pero eso ya eso ya es cosa de otra crónica!

Fotografía de Sergio López

Ficha Técnica:

– Avilés Stadium: Monte, Sergio Hernández (Adri, minuto 81), David Alejandro, Rubén Alonso, Miguel; Marcos, Bastida; Wisi (Michu, minuto 66), Jorge Castro (Ramón, minuto 70), Radamés; y Pablo.

– Llaranes: Miguel; Óscar, Andrés, Peláez (Álex, minuto 78), Lucas (Aladim, minuto 59), Iker; Edu Guerra, Fran Rey (Ángel, minuto 30); Muñiz, Willy y Jairo Hortal (Carlos, minuto 66).

Goles:
-1-0: Radamés, minuto 9.
-2-0: Wisi, minuto 49.
-3-0: Michu, minuto 87.
-4-0: Pablo, minuto 89.

Árbitro: Mhand Agoultim Boumater, que estuvo auxiliado en las bandas por Moisés Rubén Pevida Colao y por Miguel Prieto Fernández Plaza, amonestó con cartulina amarilla a los locales Pablo y Rada y a los visitantes Andrés e Iker.

Incidencias: Partido disputado en el campo de Santo Domingo (Miranda) bajo una intensa lluvia y ante unos 400 espectadores.

Nuestros patrocinadores